Recetas europeas para crear empleo y desarrollo social en 2012: Un consentido cumplimiento a medias, que impide la recuperación y acentúa los atrasos sociales.

Una atención parcial a las medidas de la estrategia Europea 2020 convierte flexibilidad del mercado de trabajo en precariedad laboral.

La estrategia Europa 2020 tiene como telón de fondo tres prioridades que suenan muy bien: propiciar un crecimiento basado en la educación y la innovación; sostenible, basado en una economía baja en carbono; e inclusivo, que cree empleo y reduzca la pobreza.

Para llevar a cabo estas prioridades, y cumplir los objetivos  concretos que contempla la propia Estrategia 2020, la Comisión hace determinadas recomendaciones a cada país. En el caso de España, una lectura simple de estas recomendaciones parece diluir los objetivos originales de estas prioridades y se centra en medidas que incluso parecen contradictorias con los objetivos mencionados: consolidación fiscal —contrayendo la economía—, reduciendo gasto público a todos los niveles —con las recientes nefatas consecuencias sobre el empleo público y la pérdida de servicios sociales básicos—,  incrementar la edad de jubilación —impidiendo el acceso a nuevos entrantes— , incrementar el IVA —afectando fiscalmente al consumo de todas las economías familiares—, o recuperar al sector financiero a toda costa —sin tener en cuenta los lucrosos beneficios y derroches que se habían hecho los años anteriores en este sector—, por ejemplo. Unas medidas que tenemos muy presentes porqué son de rabiosa actualidad y se están llevando a cabo con intensidad.

Continue reading